Queridos profesores,

En esta edición de la newsletter, me gustaría compartir con ustedes algunas reflexiones sobre los beneficios de la cooperación cada vez más estrecha entre los directores de programa y los miembros del claustro. Es por esta razón que me gustaría dar las gracias a Luis Solís y su equipo por organizar un calendario con diferentes talleres con la participación de profesores y los directores de programas. Esta iniciativa no sólo nos da la oportunidad de discutir los temas realmente importantes como el feedback, la diversidad, la participación en clase, etc. pero también crea un hábito de directores de programas y profesores que trabajan en estrecha colaboración, intercambiando opiniones y compartiendo las mejores prácticas.

Los directores del programa son el punto de conexión principal para todos los interesados en el programa crítico, estudiantes- profesores y otros departamentos del IE. Nuestra interacción con los estudiantes y otros departamentos del IE siempre han sido muy intensos, pero cuando se trata de relaciones con el profesorado, creo firmemente que hay una gran cantidad de beneficios para la intensificación de nuestras relaciones, sobre todo cuando se trata de ustedes, nuestro excelente claustro de profesores. Podemos ser un recurso muy valioso el uno al otro cuando se trata de mejorar la experiencia de nuestros estudiantes, entendiendo las diferencias y similitudes entre los programas y los perfiles de los estudiantes, y enfrentando de forma conjunta los diferentes problemas que puedan surgir en una sección o curso.

El IE cuenta con alumnos de más de 100 países en el campus y un promedio de 90% de estudiantes internacionales en los programas en inglés. Esta es una oportunidad increíble, pero también un enorme desafío para nosotros ya que tratamos de maximizar el crecimiento personal de cada estudiante, el desarrollo y la experiencia del aprendizaje. Todos ellos vienen con diferentes expectativas que nosotros, como institución, debemos cubrir.
Si todos unimos esfuerzos, trabajamos juntos y mantenemos una comunicación permanente, sin duda estaremos mucho mejor posicionados  para afrontar este reto. Y en mi opinión, esto es esencial si queremos seguir consolidando nuestra posición como una de las mejores escuelas de negocios del mundo y de instituciones de educación superior.

No somos una compañía de producción en masa, sino que tenemos la suerte de trabajar con personas con talento de todo el mundo que esperamos se gradúen en el  IE para cambiar el mundo, cada uno de ellos a su manera. Es una misión muy noble, pero que requiere de innovación, de nuevas ideas, y de un compromiso constante con la excelencia, y una extraordinaria cantidad de trabajo en equipo por parte de todos nosotros. Estos siempre han sido los puntos fuertes del IE y las recientes iniciativas nos ayudarán a mejorar todavía más en esto!
Muchas gracias por su apoyo.

Saludos cordiales,

Camino de Paz

Director de Programas