¿Cómo ha vivido su experiencia en el IE?

Yo llegué por primera vez al IE en 1998. En ese momento todavía se llamaba Instituto de Empresa.  Creo que habría alrededor de 50 personas trabajando.  Todos se conocían e incluso se intercambiaban trabajos; alguno podía llevar durante tres años los MBA y en un momento cambiar con alguien que llevaba el desarrollo internacional, por poner un ejemplo.  Era una institución pequeña, bien gestionada y organizada.  Entre sus edificios estaban María de Molina y solo algunos metros cuadrados de la calle Pinar. Es fenomenal como ha crecido el IE.  Hoy es una enorme universidad. Es de verdad un de los éxitos Europeos en educación.

Lo mejor,

Joshua Jampol

Profesor Visitante Área Recursos Humanos